Alexander Acha canta en tema para el Papa

0

Miguel Gallardo, Bee Gees, José Luis Perales, Diana Ross y Miguel Bosé dominaban la radio mexicana a finales de los años 70 hasta que en enero de 1979 la música dio un giro inesperado con la visita del papa Juan Pablo II al país.

El tema “Amigo”, de Roberto Carlos, fue retomado gracias a la película homónima, protagonizada por Pedro Fernández, con las voces de estudiantinas y rondallas varias. Millones de sencillos se venderían en un disco de 45 revoluciones, que contenía la canción, repetida hasta en 20 ocasiones en las diferentes frecuencias de la República.

Amanda Miguel, 11 años después, interpretó “El rostro del amor”, compuesta por Diego Verdaguer; aparte de que el CD fue entregado al Santo Padre por la cantante, también se comercializó y alcanzó ventas importantes no sólo en México, sino en Latinoamérica.

Para la tercera visita, en 1993, Anahí, con 10 inocentes años a cuestas, fue la elegida para interpretar “Mensajero del señor”. Seis años después un grupo conformado por Mercurio, Lucero, Kairo, Kabah, Lizet, Danna Paola, entre otros, entregaron “Pescador”, original de Carlos Lara.

Para su última visita (2002), Lucero, Pedro Fernández, Ángelo, Danna Paola y un coro de 7 mil niños fueron reunidos por el productor Toño Berumen en el tema “Mensajero de amor”. Ese mismo año, los integrantes del reality show La academia, harían lo propio.

Nueva era, menos ruido

Hoy, la visita de Benedicto XVI a León, este fin de semana, carece del aparato mercadológico y espectacular que tenían las de Juan Pablo II. Sólo tres artistas leoneses y algunos famosos interpretarán temas en honor al obispo de Roma, uno de ellos, Alexander Acha.

“Voy a estar en la misa y las cosas importantes donde esté el Papa. Yo admiro mucho a Benedicto, le tengo una gran estima porque es un sabio, un erudito en la fe, en el conocimiento de Dios, un señor muy maduro y con mucha experiencia de la vida espiritual y de la fe y que me encanta escuchar y leer lo que ha escrito”, dijo el cantautor a EL UNIVERSAL en el Hotel Condesa DF, donde habló sobre la comercialización de la imagen papal.

“¿Promover el bien incluso si hay una ganancia económica? No le veo nada de malo, depende del corazón, depende por qué lo haces… Mejor que comercialicen tazas con imágenes de santos o del Papa a que incluyan las de asesinos o delincuentes. Es algo delicado”, sostuvo.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: