Amagan

0

• Yolanda Gutiérrez Carlín

Gustavo Madero Muñoz y Jesús Zambrano Grijalva, líderes del Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática respectivamente, solicitan reforma electoral antes que la energética y hacendaria.

Para Madero Muñoz y Zambrano Grijalva la permanencia del PAN y PRD dependerá de que se realice un periodo extraordinario en el Congreso para aprobar una reforma electoral, debido a las irregularidades registradas en las pasadas elecciones locales.

Para los dirigentes de la izquierda y la derecha no es suficiente el adendum suscrito en el Pacto por México, amagan con salirse del instrumento político; en el caso de Acción Nacional existe la sospecha de que el gobierno de Enrique Peña Nieto sucumbió a los amagos de panistas y perredistas.

Para evitar los señalamientos que en los últimos días han recibido Jesús Zambrano y Gustavo Madero, es que ambos plantean elevar la “calidad del Pacto por México como un instrumento de acuerdos y civilidad y no de un botín político, por los señalamientos de algunas concertacesiones en las pasadas elecciones.

Lo cierto es que los partidos políticos y sus candidatos no representan a los ciudadanos, prueba de ello es el alto abstencionismo presentado el pasado 7 de julio, ya que en ningún estado se logró una participación mayor al 40 por ciento en las elecciones.

Y parte de esta falta de confianza en los partidos políticos podrían reflejarse en la búsqueda que agrupaciones políticas y asociaciones civiles tratan de obtener ante el Instituto Federal Electoral su registro como partido, ya que lejos de afiliarse a los institutos políticos que existen en el país buscan nuevas opciones.

Lo más preocupante para los mexicanos es que parece ser que ninguno de los dirigentes partidistas parece darse cuenta del retroceso en su perspectiva económica que tiene México, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) informó en días pasados que el indicador principal compuesto cayó a su menor nivel en casi dos años.

En el caso de México, las perspectivas de crecimiento económico para este año oscilan en los casos más optimistas en 3.3% (Banco Mundial), así como los más moderados de 2.5% (Bank of América Merrill Lynch). El gobierno federal tiene un escenario de 3.1%.

Pero lo peor es que la  cosa no queda ahí, se habla de fuga de capitales, los Estados Unidos nuevamente alertan a que no se visite el país por su alta peligrosidad, además de la disminución de ingresos del país y reactivación de la economía está el subejercicio en la aplicación del gasto público.

Pasadas las elecciones no tiene pretexto ya el gobierno federal para la aplicación del presupuesto en la obra pública,  según datos se habla del retraso de 44 mil millones de pesos sólo en programas sociales.

Pareciera que a los líderes partidistas el Pacto por México y sus amagos de abandonarlo, no les permite recordar que el presidente Enrique Peña Nieto prometió en campaña el crecimiento en la economía mexicana, que ahora según los números de la OCDE y el Banco Mundial, crecerá dos puntos menos con respecto de 2012.

 

yolandagutierrezcar@hotmail.com

@yolaguca

 

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: