“El Chapo” usaba aviones indetectables para los radares: “El Barbas” nuevo testigo en juicio

0

El nuevo testigo de gobierno de Estados Unidos en el juicio del siglo, en contra de Joaquín López Guzmán, es el ex abogado colombiano, Germán Rosero, alias “El Barbas“, quien reveló que era el enlace entre el Cártel del Valle y el Cártel de Sinaloa, para coordinar los envíos de cocaína desde Colombia a Estados Unidos vía México.

Además, confesó que en 1998 fue enviado por Juan Carlos Ramírez, “El Chupeta”, a Acapulco, Guerrero, para encontrarse con Arturo Guzmán Loera, “El Pollo”, hermano de “El Chapo”, para arreglar la venta de tres toneladas de cocaína. También se reunió con  Héctor Beltrán Leyva, Ignacio “Nacho” Coronel, Ismael “El Mayo” Zambada.

En el año 2002, “El Barbas“, cuando Guzmán Loera se había fugado de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, se entrevistó con él en Culiacán, para arregla el envío y compra de cocaína colombiana.

El encuentro fue a través de Alfredo Vázquez, lugarteniente de Joaquín Guzmán. Para llegar a él, Rosero tuvo que viajar de Cancún a Guadalajara, Jalisco y después a Culiacán, Sinaloa.

“El Babas” contó al jurado que inició en el mundo del narcotráfico por “accidente”; explicó que cuando fue víctima de un atentado contra su vida en 1998, solicitó protección a Juan Carlos Ramírez, “El Chupeta”, exlíder del Cártel del Valle, a quien conoció en la universidad cuando estudiaba economía y a Sergio Ramírez, lugarteniente de “El Chupeta”.

Segundo día de testimonio de “El Barbas”

Esta mañana, en su segundo día de testimonio, Germán Rosero confesó que primero recibía detalles de sus jefes en Colombia de cuántos kilos de cocaína, podrían ser al rededor de 3 mil y 12 mil, y cómo llegaría a México, podía ser por medio de lanchas o barcos atuneros. Después desde México contactaba a los “hombres” de “El Chapo”.

Con ellos arreglaba el punto de encuentro para recoger la mercancía, desde donde la llevarían al aeropuerto para trasladarla a la sierra en Culiacán, en uno de los ranchos del narcotraficante mexicano según reportó el periodista Alan Feuer.

El nuevo testigo resaltó que Joaquín Guzmán utilizaba aviones de fibra de carbono diseñadas para evadir la detección de radares.

También contó que en 2003, actuó como intermediario entre Colombia y México de envíos por un total de entre 10 y 12 toneladas de cocaína, lo que suponía unos 80 o 90 millones de dólares.

Tras este “éxito”, a partir de 2004 comenzaron a enviar cargamentos de hasta 12 mil 500 kilómetros.

En una ocasión, uno de es cargamentos fue incautado por la Guardia Costera de Estados Unidos, por lo que “El Barbas visitó a “El Chapo” para informarle los hechos.

“Me dijo que teníamos que seguir moviéndonos. Teníamos que seguir trabajando”, recordó Germán.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: