El rock and roll está de luto, muere Chuck Berry, a los 90 años

0

Redacción.- El cantante y guitarrista estadunidense Chuck Berry,  falleció este sábado a la edad de 90 años y será recordado por ser uno de los pioneros y músicos más influyentes en la historia del rock and roll.

La policía del condado de Saint Charles atendió una llamada de urgencia alrededor de las 12:40 (hora local). Llegaron a la escena donde Berry fue encontrado inconsciente. A pesar de haber intentado reanimarlo, no tuvieron éxito y fue declarado muerto a las 13:26 horas, según el reporte del departamento de policía.

Charles Edward Anderson Berry nació el 18 de octubre de 1926, es considerado por la revista Rolling Stone como el quinto mejor intérprete de toda la historia musical, sólo superado por The Beatles, Bob Dylan, Elvis Presley y The Rolling Stones.

En 1944, Berry y dos amigos fueron detenidos en Kansas City, acusados de robo a mano armada, y condenados a 10 años de prisión, por lo que ingresó al reformatorio de Algoa en Missouri; tres años después recuperó su libertad.

En el reformatorio, Chuck formó un grupo gospel e inició una fugaz carrera como boxeador. En 1948 se casó con Themetta Suggs e incursionó en varios empleos, uno de ellos, en una fábrica de montaje de coches, además, intentó sin éxito ser peluquero, y como fotógrafo ayudó a sus padres.

En 1952 se integro a un trío, formado por el pianista Johnnie Jonson y el baterista Ebby Ard, el cual se hizo llamar Sir John’s Trío, y su repertorio lo componen de manera básica versiones de blues y R&B, con las que rápidamente ganó popularidad.

Fue así que Berry comenzó a tocar música profesionalmente, influenciado por Carl Hogan, Charlie Christian y T-Bone Walker. Fusionó los géneros con los que creció como el country, blues, boogie-woogie, swing, big band y pop.

Berry viajó a Chicago con la intención de conocer a Muddy Waters, uno de sus ídolos, quien lo convenció para que presente alguna grabación al sello Chess Records; el tema “Ida red”, mezcla explosiva de country y blues, logró éxito y se rebautizó con el título “Maybellene” (1955).

Dicha melodía se convirtió en su primer gran éxito; vendió más de un millón de copias y lideró el ranking de R&B. Debido a esto, fue invitado a participar en la película “Rock, rock, rock”, en la que interpretó “You can’t catch me”.

Su álbum debut salió a la venta en 1957, “After school sesión”, seguido de “One Dozen Berrys” (1958), “Chuck Berry Is on Top” (1959), “Rockin’ at the Hops” (1960), “New Juke Box Hits” (1961), “Chuck Berry Twist” (1962). Tras ellos se publicaron algunos discos en vivo para después dar paso a producciones inéditas, la última fue “Rock It” (1979). Los compilados y discos en directo continuaron saliendo.

Entre sus éxitos se encuentran “Thirty days”, “No money down”, “Too much monkey business”, “Roll over Beethoven”, “School days”, la cual se convirtió en la primera en aparecer en los listados británicos.

Además de “Rock and Roll Music”, “Sweet little sixteen”, “Johnny B. Goode”, “Nadine”, “No particular place to go”, “You never can tell”, “Promised Land”, “Back in the USA”, “Run Run Rudolph” y “Dear dad”.

La música de The Beatles, The Rolling Stones y The Animals, se vio influenciada por su estilo, incluso, realizaron nuevas versiones de sus canciones.

Durante sus presentaciones, el “duck walk” en el que se agachaba mientras caminaba y tocaba la guitarra se volvió legendario.

Fuente: El Economista.

Share.

Leave A Reply