Huracanes Políticos

0

• Brenda Caballero

Esta semana, los huracanes pegaron con fuerza. Para empezar, todos los veracruzanos nos pusimos en alerta ante el impacto de Franklin en costas veracruzanas. Por fortuna, su paso por la entidad tuvo daños menores.

Pero si de huracanes se trata, la PGR nos dejó bien norteados ¿cómo estuvo eso de que no pudo comprobar las acusaciones de lavado de dinero y delincuencia organizada contra el hijo del ex gobernador de Sonora Guillermo Padrés Elías?

Con una tarjeta titulada “PGR está a favor de la procuración de justicia”, su hijo fue liberado después de 9 meses de prisión preventiva.

Ojalá y no pase lo mismo con Javier Duarte y hasta le digan después “¡Usted Disculpe!” con eso de que ya hasta le “obsequiaron”  un amparo contra los delitos del fuero común.

También sentimos vientos a favor, cuando la PGR hizo la petición de congelar las cuentas bancarias de Karime Macías Tubilla y de 12 personas más entre las que se encuentran sus familiares cercanos así como la madre y hermano de Javier Duarte, pues según investigaciones se encuentran involucrados también en la red del ex gobernador. Y la pregunta surge ¿tendrán dinero esas cuentas bancarias o las habrán vaciado? Pues para vivir en Londres, sin ningún peso en bancos, como que está complicado, ¿No lo cree?

Incluso alguien me aseguraba que esas cuentas tenían unos cuantos pesos.

Con respecto a Karime, parece que no pisará la cárcel ya que se dijo que está siendo investigada por defraudación fiscal y enriquecimiento ilícito, delitos que no ameritan prisión preventiva de acuerdo al Nuevo Sistema de Justicia Penal ¿Por qué no le incluyeron delincuencia organizada? Pues según declaraciones de los testigos… ¡Ella organizaba todo!

Además de tocar a políticos y a sus familias, los vientos pegaron fuerte en el deporte y el medio del espectáculo, ya que el departamento del Tesoro de Estados Unidos vinculó a lavado de dinero al futbolista Rafael Márquez, capitán de nuestra selección mexicana, y al cantante de banda Julión Álvarez.

Ambos fueron señalados por ser presuntos prestanombres del narcotraficante Raúl Flores Hernández.

De inmediato, Julión publicó un video en su cuenta de Facebook donde señaló que las acusaciones son por cuestiones de envidia, celos y hasta dejó abierta la posibilidad de que fueran políticas.

Rafa Márquez tardó un poco más, pero se presentó por voluntad propia en la PGR y rindió su declaración donde negó todo vínculo con el narcotráfico. “Hoy en día es mi partido más difícil, intentaré esclarecer todo y ser el Rafa Márquez que ustedes conocen”, dijo en conferencia de prensa.

Lo interesante de esto es ¿Por qué tuvo que ser Estados Unidos el que diera a conocer la investigación?

¿Las autoridades mexicanas no se habían dado cuenta? Bueno, al menos colaboraron en la investigación.

Pero ya salieron más implicados: los futbolistas Pavel Pardo y Juan Carlos “la pájara” Chávez, ambos socios de Rafael Márquez ¡y tan tranquilo y bien portado que se veía!

Y ahora ¿Qué pasará?

Por lo pronto ya están en la mira de la PGR y Secretaría de Hacienda. Por parte del gobierno de Estados Unidos, a Julión Álvarez y Rafa Márquez les negarán el acceso a su territorio y les cancelará sus visas, les congelará todas sus cuentas bancarias en ese país, además de que si tienen propiedades en el país del norte, se las confiscarán.

Tampoco podrán tener ningún tipo de relación comercial con algún ciudadano o empresa norteamericana y hasta existe el riesgo de que sean vetados por el banco Banamex o American Express.

En el caso de Julión, no podrá recibir regalías de Itunes o Spotify o celebrar conciertos en Estados Unidos; mientras que la Selección Mexicana se quedará sin capitán…

Aunque ningún huracán dejó los estragos que Duarte hizo a su paso en Veracruz y del que apenas los veracruzanos nos vamos levantando.

caballero_brenda@hotmail.com

@NumerosRojos_BC

Share.

Leave A Reply