Imparable tala clandestina en las Vigas

0

Gisela Uscanga.- Ante el buen precio que ha alcanzado la madera en los últimos meses, ha crecido la tala de los bosques en el Cofre de Perote, ante lo cual es necesaria una mayor vigilancia del Ejército Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública, mencionó el alcalde de Las Vigas, Cristóbal Hernández Ramírez.

“Aunque no se puede negar que haya tala en este municipio, hay muy poco clandestinaje porque los productores han aprendido que vender la madera de esta forma les acarrea pérdidas, gracias a los buenos precios que ha alcanzado el producto, sin embargo, no es la tala en trozo la que hace tanto daño sino quienes se dedican a hacer durmientes y lastiman al monte porque dejan toda la baraña y el aserrín, que en tiempos de secas pueden propiciar incendios”, expresó.

Aunque reconoció que su municipio es uno de los más fuertes productores de madera tanto con permiso como ilegal, indicó que los elementos de la policía municipal no pueden darse abasto para vigilar el monte en las partes más alejadas, lo que aprovechan muy bien los depredadores.

Señaló que cuando los 3 niveles de gobierno se han coordinado para llevar a cabo operativos de detección de madera clandestina han logrado desanimar a los talamontes a cortar árboles sin los permisos correspondientes por varios días o semanas, pero como esas acciones no son permanentes, pues nuevamente vuelven a la tala.

“Hoy en día la madera es muy cara, porque el producto en trozo alcanza precios muy altos en el mercado, sólo un metro vale mil cien pesos, de ahí que no les conviene a los productores venderla sin los permisos, pues eso les representaría pérdidas. Un viaje de diez metros representa diez mil pesos, cuando chueco se los pagarían en seis mil y perderían mucho, pero hay quienes por la necesidad aceptan esa cantidad”, agregó.

Cristóbal Hernández Ramírez informó que su administración en coordinación con la Comisión Nacional Forestal han iniciado una campaña de reforestación en los ejidos de Encino Gacho, Las Vigas y Tejocotal, que por años fueron arrasados sin que fuera sembrado un sólo árbol.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: