LA MANGA

0
  • ÁNGEL GUTIÉRREZ CARLÍN

Y el hijo pródigo volvió. Gustavo González Godina, después de un año, vuelve por estas tierras y después de saludarnos platicamos largo sobre cómo encontró a Veracruz y concretamente al sur, donde vivió e hizo periodismo por mucho tiempo.

Genio y figura. Aquí sus impresiones, desde su perspectiva siempre puntillosa:

“No estaba muy seguro de querer estar nuevamente en Veracruz. Añoraba volver a la tierra en la que viví tantos años y donde me trataron tan bien,  donde dejé  buenos amigos y de donde salí hace 15 meses, cuando aún se podía andar por las calles del centro de Acayucan a las 3 de la mañana. Quería regresar pero a la vez no quería, temía viajar a esta parte del país donde ya sabía que en estos momentos corre, caudaloso, un río de sangre que va de Acayucan a Coatzacoalcos………… Y no le hago al poeta, ni en el aire las compongo. Ese río pasa por Jáltipan, Cosoleacaque y Minatitlán y recibe la de los afluentes que se originan en municipios vecinos como Soconusco, Sayula, Oluta, Texistepec, San Juan Evangelista, Rodríguez Clara, Hueyapan, Jesús Carranza y los de más al sur como Nanchital, Las Choapas y Agua Dulce y sin olvidar a los de la sierra: Oteapan, Chinameca, Soteapan, Mecayapan, Tatahuicapan, etc…… En toda la región no hay Ley ni autoridad, nadie está a salvo de robos, asaltos, extorsiones, secuestros, asesinatos, etc. Por eso el temor de regresar pero me ganó la nostalgia .. y volví…….. Sólo aguanté 2 días. Llegué a Oluta con el antecedente de secuestros y asesinatos. Me recibió una familia muy querida por mí y platicamos hasta muy tarde, de este tema y de grilla. El miércoles, después del baño mañanero, le pregunté a mi amigo el señor de la casa por su esposa y me dijo que fue a ver a su comadre doña Chepa, porque escuchó llantos y lamentos que la preocuparon y resultó ser que mataron a su hija, a ella y a su marido; vino la policía para que fueran a identificar a los cuerpos. Me quedé mudo, no esperaba que lo que ya sabía que pasaba aquí me tocara vivirlo tan de cerca. Fueron 3 los muertos: Imelda, la hija de la vecina, su marido o pareja y el dueño del mariachi, encontrados a orillas de la carretera, entre Cosoleacaque y Minatitlán. El cuerpo de Imelda llegó pasadas las 12 de la noche, ya los asistentes al velorio habían dado cuenta de un caldo de res y se retiraron, pues los tamales serían para el día siguiente………. Al comunicarme por mensajes de texto con mi esposa, la puse al corriente de lo sucedido y me recomendó no ir al velorio, no fueran a darse hechos en los que me tocara parte sin deberla ni temerla. Al hacerlo con mi hija comentó que pobres, que tendrían que buscarse otra cantante. Te menciono lo anterior, para hacerte notar la forma en que vemos la violencia desde lejos, pero la gente que la padece aquí todos los días sufre, llora, se desespera, se angustia, vive permanentemente con miedo, esperando nomás a ver a qué hora llega alguien a avisarle que mataron a algún familiar…….. Así se vive ahora en el sur de Veracruz. Un taxista me dijo que ellos ya no van a Soconusco, ni a Almagres ni a El Juile y que hasta las 8 de la noche hay taxis en las inmediaciones del ADO, más tarde ya no. Me dijo también que las calles, a las 11 de la noche, se encuentran desiertas, ni un alma.”

Gustavo viajó el jueves por la noche a la ciudad de México y a la mañana siguiente hablamos por teléfono y me dijo que acababa de recibir este mensaje de texto: “Anoche mataron a otro en Oluta, como para despedirte.” Se despidió de mi repitiendo estas palabras dichas en la última plática que sostuvimos: “Un río de sangre corre sin parar en el sur de Veracruz.”

BOQUELUMBRE

Gracias a Gustavo, Enrique, Isela, Gilberto, Antonia, Guillermo, Polo, Angeles, Karla, Rubén, Esmeralda…….

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: