Las alianzas partidistas irracionales

0

• Mario Mijares

1.- La manipulación teórica y práctica del poderoso imperialismo posmoderno en manos de los Estados Unidos, obligan aceptar al ciudadano común, que el mundo está dividido en: sociedades cultas o civilizadas; en sociedades primitivas o en salvajes; en desarrolladas y subdesarrolladas, por tanto, hay que vivir o parecerse al primer mundo. Es así como los gobernantes y repetidores teóricos aceptan ciegamente todo tipo de especulaciones teóricas-político. Son precisamente los poderes públicos que utilizan estos medios para que de esa manera realicen la tarea perversa al servicio del poder.

Así es como la escuela angloamericana sociopolítica, impuso desde hace muchos años de manera ideológica, la idea de que las “democracias-modernas”, están en base al sufragio universal. Este es su punto de partida, pero nunca la definen, sin embargo, su base imaginaria son los procesos electorales y el mismo voto. Evidentemente es, o bien una mal lograda definición o la clásica manipulación. El rol que juegan algunos teóricos hoy día, es más de maniobra que, de “mostrar la realidad política”, con lo cual evidencian su interés o su ceguera pasional.

Pero no queda ahí, ésta palabra mágica también les ha utilizado como: “democracias liberales”, “democracias burguesas” entre otras lindezas. El fondo de tal manipulación es que todas las naciones subyugadas, asuman gobiernos oligarcas, pero con título de “democracias modernas”, siempre sobre la idea de la ganancia de los propietarios. Esto es lo que establece este estado de cosas, característico de los codiciosos gobiernos de los ricos ante el carácter y talante de los pobres.

2.- En el ámbito de lo práctico, el imperialismo contemporáneo impone sus condiciones. El problema es, para todos estos países puedan ser aceptados, tienen que llevar a cabo elecciones y darles juego a los partidos políticos. Sin duda, un instrumento de subyugación no sólo de ese gobierno, sino también de sus habitantes. La sentencia es que: de no ser así, corren el riesgo de no recibir inversiones, préstamos o ayudas ni relación alguna, ahí está la amenaza recién de parte de Trump a Cuba, el cual es un ejemplo vivo y vigente. Lo mismo ha ocurrido con Venezuela no de ahora sino de siempre, la misma organización angloamericana de nombre OEA, se presta para tales imposiciones, ahora con la presencia del presidente de México, Enrique Peña Nieto, en CANCUN.

3.- Las “democracias modernas” que nos otra cosa que oligarquías, es en donde el lucro, el ganar a cualquier precio sin excluir el fraude, las privatizaciones propias de las plutocracias, los cuales asumen lo ilegal y extralegal como forma de vida. La imposición en México, se inició cuando el partido único PRI, fue destruido y con ello los desahuciados socios del gran capital, me refiero a los gobernantes. A quienes les han permitido conservar su título sin que pertenezcan a ninguna clase social, tales desclasados o bestias del poder, son meras marionetas.

Bajo estas condiciones en México, las imposiciones han sido aceptadas por los gobernantes en turno, quienes han sido condescendientes, todos ellos, se han dedicado a corromper al pueblo, sobre todo a deseducarlo y traicionarlo. Y bajo la bandera de “la democracia moderna”, aceptaron el pluripartidismo, así también los esquemas de actuación, tales como los shows macabros: del markentig político; los debates al estilo gringo, (los cuales son un verdadero fraude verlos; la ciudadanización; los candidatos independientes; las alianzas, y entre otras bufonadas.

El ejemplo de las “alianzas” son verdaderamente criminales, pues son un bacanal partidista, a cargo de dirigentes traidores. Todo ellos se han dedicado a “negociar uno entre otro”, para su patrocinio personal o de grupo. Los cuales finalmente terminaran siendo víctimas de su propia artimaña. Son demagogos, que sólo buscan sus intereses personales o de caterva. Ejemplos como: los del PRI-Verde; PRI-PAN, PAN-PRD, son todo un atentado contra el pueblo mexicano.

Share.

Leave A Reply