Los libros brindan espacios y universos seguros

0

Sara Elena Benavides de León, mediadora de lectura y egresada de la Especialización en Promoción de Lectura de la Universidad Veracruzana (UV), en la región Veracruz, afirmó que el libro como objeto brinda un espacio y universo seguro ya que quien posee uno lo hace suyo como objeto cultural y adquiere un sentido de pertenencia, al tiempo que encuentra un lugar de acogimiento.

“Los libros contienen palabras que nos dan sentido y nos hacen experimentar un sin número de emociones”, enunció.

Sara Benavides fue ganadora del Premio “Arte, Ciencia, Luz” al mejor trabajo recepcional 2018, que le otorgó la UV por su proyecto “Eco-Calli: Taller de animación a la lectura para niños de una comunidad costera”.

Relató que este trabajo lo llevó a cabo en Costa de Oro, una pequeña localidad habitada mayormente por pescadores, que se encuentra enclavada en la zona de amortiguamiento de la biosfera de Los Tuxtlas.

Explicó que su proyecto estuvo dirigido a niños alfabetizados de entre siete y nueve años de edad, y por medio de él busca potenciar el concepto de topofilia –sentido de pertenencia y amor al lugar que uno habita– a través de las historias y relatos de los infantes.

La finalidad era fortalecer ese orgullo por vivir en una zona protegida que pertenece a la biosfera de Los Tuxtlas, con una riqueza biológica inmensa y llena de recursos naturales y leyendas.

“A veces no te das cuenta de lo valiosa que es la región en la que radicas, y por medio de mi trabajo buscaba que los habitantes de Costa de Oro –que es una localidad de reciente creación– se sintieran orgullosos de ella, de su magia, rituales y paisajes fantásticos, y arraigarlos a ese espacio a través de la lectura”, declaró.

Sara Benavides mencionó que al llegar a una comunidad y ser una persona externa, como mediadora de lectura tuvo que desarrollar trabajo de reciprocidad en el que todos aprendían algo de los demás.

Aseguró que esta reciprocidad propició un encuentro muy favorable y rico, se pudo generar un ambiente cálido en el que todos los participantes del programa se sentían en confianza. Agregó que aunque su proyecto de tesis ya concluyó, su trabajo dentro de la comunidad sigue abierto.

La mediadora de lectura expresó estar muy emocionada por haber sido galardonada con el Premio “Arte, Ciencia, Luz” al mejor trabajo recepcional 2018, ya que este logro es importante para que se visibilice al mediador de lectura como un personaje formado profesionalmente y con argumentos sólidos para hacer su trabajo.

“Existe mucha gente que trabaja en la promoción cultural y no posee espacios para mostrar sus trabajos y logros.”

Declaró que el gran mérito de haber obtenido este premio se debe a que la Especialización en Promoción de Lectura de la región Veracruz, dirigida por Daniel Domínguez Cuenca, es muy congruente con lo que propone y una de las pruebas de ello es la creación del proyecto de autogestión Reflexionario Mocambo de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI), en el que se promociona y fomenta a la lectura y las artes escénicas.

“Acciones como ésta convergen para que la especialización tome fuerza y sea visible.”

Sara Benavides enunció que la promoción de lectura no se encuentra anclada a la posesión de libros físicos, sino también a la palabra narrada mediante la tradición oral.

“Existen lugares donde la gente no está alfabetizada y te preguntas cómo se puede promocionar la lectura en estos casos, la respuesta es mediante la recopilación de la tradición oral con la palabra escrita.”

Enfatizó que la lectura provoca encuentros físicos y humanos necesarios en la situación de enajenación y aislamiento que atraviesa la sociedad.

“Si bien un libro también te aísla, también te hace partícipe de espacios y mundos seguros que te permiten habitarte interiormente”, concluyó.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: