No es lo mismo, pero es peor

0

• Rafael Pérez Cárdenas

Como una desafortunada coincidencia, Xalapa ayer fue el reflejo de lo que está pasando en Veracruz: mientras decenas de policías montaban un operativo en la zona de Las Animas para catear cuatro propiedades del ex secretario de seguridad pública, Arturo Bermúdez, también se registraba un asalto en la agencia de autos Toyota, ubicada en frente a la Plaza Comercial las Américas. ¡En la misma zona!

¿Qué nos está pasando? Fácil: el Estado y sus escasos recursos han sido puestos a disposición de una venganza personal y no de la justicia; la fragilidad institucional ha permitido que los veracruzanos vivan en una situación de crisis permanente de inseguridad. ¿Por qué destinar tantos recursos materiales y humanos a una diligencia judicial, mientras en Xalapa se suceden robos en cascada? Las prioridades políticas han ignorado las necesidades de los ciudadanos.

Sin embargo, la feligresía azul insiste en que, después de casi un año, debemos seguir echándole la culpa al gobierno anterior. Que el problema del Gobernador no es su incapacidad para resolver los problemas, sino que haya dicho que sí lo podía hacer. Así de absurdo: su pecado es lo que dice y no la falta de resultados, cuando en realidad lo primero es consecuencia de lo segundo.

La mentira se ha vuelto un recurso constante. No se trata de un pragmatismo político sino de un insultante cinismo personal. No importa lo que haya dicho antes, hoy puede decir exactamente lo contrario para justificar, lo mismo pactos vergonzantes, la acción de su policía o la falta de cumplimiento de cualquiera de sus promesas de campaña. El fin justifica los medios.

Antes de su conversión de candidato a gobernador, las frases eran célebres y esperanzadoras. Para que la memoria no nos traicione, recogimos algunas pepitas de oro de ese lodazal:

El candidato: “Garantizo que en seis meses Veracruz vivirá seguro y la gente estará tranquila. No es aventurado (decirlo), a mí me tocó manejar los penales federales en la época de crisis… Fui Subsecretario de Seguridad Pública federal para manejara la seguridad y los penales cuando se vivía una situación realmente crítica y en 6 meses resolvimos el problema”.

El Gobernador: Veracruz vive su año más violento en dos décadas, desde 1997. En nueve meses del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares se han contabilizado 1 mil 441 asesinatos. Con base en cifras del SNSP y un conteo de E-Veracruz, las víctimas entre el 1 de enero y el 25 de septiembre de 2017 se duplicaron y triplicaron en comparación con las dos administraciones anteriores. (La silla rota). Curioso que Veracruz no haya tenido una etapa tan violenta desde que el propio Miguel Ángel Yunes fuera Secretario de Gobierno.

Candidato: Designaré como Secretario de Seguridad Pública a un militar de alto rango que pueda coordinar eficientemente las tareas de la Policía Estatal con las fuerzas federales. Consultará el nombramiento con el Secretario de Gobernación y el de la Defensa Nacional.

Gobernador: La Secretaría de Seguridad Pública será ocupada por Jaime Téllez Marie, ex director de Tránsito municipal en Boca del Río y ex comandante de la Policía Intermunicipal Veracruz en el sexenio de Miguel Alemán. Téllez, litigante de profesión, apareció en el servicio público invitado por el ex diputado federal priista Alejandro Montano. (Revista Proceso).

Y que tal los pactos vergonzantes:

Candidato: “Ricardo García Guzmán es la tapadera de la corrupción de Duarte, lo pusieron como Contralor del Estado para tapar la corrupción. Esa es su tarea. Y yo les quiero preguntar a mis amigas y amigos de Pánuco ¿cuántas veces han visto trabajar al presidente municipal de Pánuco? No lo han visto nunca porque vive en Xalapa y se la pasa en Boca del Río en los restaurantes, gastándose el dinero del Ayuntamiento de Pánuco. Esa es la realidad.”

Gobernador: “Uno se da cuenta como cuando aquí en Pánuco, el Presidente Municipal entra (a un evento público) lleno de alegría, feliz de la vida, que se mezcla con la gente porque es un gran presidente municipal. Y la verdad, es un gran gusto, una enorme tranquilidad encontrar presidentes municipales como Ricardo (hijo), porque para gobernar Veracruz se requiere de buenos presidentes municipales. Ustedes en Pánuco tienen a uno de los mejores presidentes municipales de Veracruz”.

Y en transparencia: “El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares es menos transparente en la rendición de cuentas, que el de Javier Duarte durante sus dos últimos años de gobierno. Y eso queda evidente en dos mediciones distintas, con metodologías diferentes y con fines disímiles.

En el “Índice de Información Presupuestal Estatal” (IIPE) 2017, Miguel Ángel logró 61.21 puntos, lo cual es menor que los 65 que consiguió el gobierno de Duarte en 2016 y que los 71 acumulados en 2015. El comparativo lo hace el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), que desde hace 10 años realiza la medición, en el cual toma en cuenta a todas las entidades federativas. (Marco Antonio Aguirre/ Místicos y Terrenales, 4 de octubre de 2017).

El vacío de poder es evidente. El gobierno estatal ha dado por perdida esta administración y ha enfocado todos sus esfuerzos en ganar la gubernatura de seis años. De esta forma, este gobierno no es lo mismo, pero es peor que el anterior.

Las del estribo…

  1. Nadie puede cuestionar que el actual gobierno federal ha sido el que más ex gobernadores ha llevado a la cárcel. En los últimos 5 años se abrieron procesos contra 14 mandatarios por actos de corrupción, de los cuáles cinco ya están presos. ¿Por qué entonces no se reconoce al gobierno por su combate a la corrupción? Porque está manchado de lo mismo. Así de fácil.
  2. Se va Interjet del sur de Veracruz. Arquitectos se van de la entidad por falta de trabajo. El sur de Veracruz enfrenta la crisis económica más grave de los 20 años a causa de la inseguridad y el desempleo. Emigran personas e inversiones ante la prolongación de la pesadilla, pero el show de la justicia duartista debe continuar.
Share.

Leave A Reply