Nueva visita de López Obrador a Veracruz

0

  • Luis Alfaro

El próximo jueves 9 de marzo, Andrés Manuel López Obrador iniciará una nueva gira por municipios de la zona central de la entidad veracruzana, en una coyuntura política que le puede representar un ligero dolor de muelas ante la serie de expresiones de inconformidad que ha generado al interior de su partido -MORENA- la designación de las candidaturas a las presidencias municipales, cuyos militantes han acusado a su dirigente estatal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, de haber vendido dichos espacios y dejado fuera de la selección a militantes que han trabajado a ras de piso para abrir espacios a candidaturas “ciudadanas” que se caracterizan por provenir de sectores como el empresarial (el caso de Veracruz es el más emblemático), lo que le garantiza al partido la inyección de recursos para las campañas.

Es una verdad sabida que las campañas son pagadas por los candidatos, incluso se plantea como uno de los requisitos para acceder a la candidatura de cualquier partido, tener los recursos necesarios para financiar el proceso, pues de los partidos no sale un peso. Lo anterior, como es evidente, deja abierta la puerta para que el dinero procedente de la delincuencia infiltre las campañas y genere compromisos con los futuros munícipes y de ahí la cadena delincuencial que hasta la fecha agobia a la entidad. Los grupos delictivos imponen jefes policiacos, designan empresas para que desarrollen la obra pública del ayuntamiento, entre otras actividades relacionadas.

Volviendo a MORENA, el dirigente estatal acusa que las protestas en su contra son auspiciadas desde Palacio de Gobierno ante el temor que les representa el crecimiento del partido en las encuestas, merced del mal direccionamiento de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, que ve como cada día que pasa su bono democrático se diluye y amenaza con no alcanzarle para llevar al Junior a la silla que ocupará por los siguientes 633 días  (Sí, ya se le fueron 97 días sin mostrar logros tangibles para la población, eso sí los logros demostrados son para aquellos que han perdido su empleo en la administración estatal y los que viven con la amenaza de perderlo, pues los amagos de despido han sido permanentes, como si con ello fueran a enderezar la nave que empieza a escorar).

López Obrador encontrará campo fértil para enderezar nuevos ataques contra la administración Yunista y apuntalar su teoría de la existencia de un pacto con la administración federal para crear el consabido Todos Unidos Contra El Peje, pues el nuevo llamado de Yunes, para que ahora sea la Policía Militar la que acuda al rescate del estado (aquel al que en campaña dijo que rescataría con inteligencia -que no se ve por ningún lado- y el uso de drones, que han servido para maldita la cosa) es un argumento que abona a la causa del Peje.

Así que, si en la visita anunciada para el jueves, López Obrador se encuentra con protestas y reclamos de sus militantes por la recurrencia a prácticas patentadas por la mafia del poder, la venta de candidaturas, ya tiene a quién echarle toda la culpa.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: