Pausa y conciencia

0

• Braulio Javier García Nieva

Para el estado de Veracruz, 212 Alcaldes electos dialogan, acuerdan, trabajan y gestionan  en miras de lo que será su próxima gestión de cuatro años que empezara a partir del 1 de enero del 2018, eso es lo qué pasa o lo que debería estar pasando en la mayoría de los casos.

Momentos difíciles cuando existen dos autoridades elegidas por la población para el mismo cargo una de ellas en funciones y la otra de ellas en vías de estarlo y como aquí en nuestro país así como en muchos otros si aplica lo de “muerto el rey, viva el rey”, las situaciones pueden llegar a ser, por decir algo, en algunos casos controvertidas.

En nuestra sociedad y joven democracia que tenemos estamos tan condicionados a responder ante la figura paternal que guiará nuestros pasos hacia un futuro mejor, en esa imagen que es y será nuestro redentor, que en automático, cuando sabemos quién será nuestro próximo mesías de inmediato empezamos a demandar soluciones y respuestas a los problemas que nos agobian día con día, sin importarnos o sin visualizar que ese nuevo pastor aún no tiene los medios y mecanismos suficientes a su alcance que la misma investidura al momento de tomar posesión le darán.

Pausa y conciencia.

Hagamos una pequeña pausa para tomar plena conciencia de lo que está pasando.

En los hechos, son muy pocos los (las) alcaldes electos (as) que actualmente ya se encuentran trabajando en lo que será su próximo gobierno, es decir si conoce a alguno que lo esté haciendo, dele su reconocimiento  pues no tiene ninguna obligación de hacerlo y si lo hace, es por mérito propio, porque sueldo y recursos públicos no tiene.

Si su presidente(a) electo a parte de trabajar en su proyecto de gobierno lo hace ya gestionando, bienes, fondos o programas, hay que reconocerlo aún más, pues eso requiere mayor voluntad y visión de ciudad y gobierno.

Ahora sí aparte de lo anterior su presidente(a) electo(a) ya se encuentra en pláticas y gestiones con el gobierno estatal y federal y preparando proyectos para gestionar sus recursos, entonces déjenme decirles que son de los pocos afortunados de poder decir eso.

Y a qué viene lo anterior?.

Viene a cuentas tomar una perspectiva más general y ver qué pasa en realidad con nuestras figuras municipales, ¿cómo está cerrando un gobierno? Y ¿De qué manera abrirá el próximo? Cómo está coyuntura nos vislumbra lo que pasará a nivel municipal en los próximos cuatro años en el estado de Veracruz y como la guerra de declaraciones y golpeteo político que surja de manera cotidiana  no debe de nublar nuestro juicio.

Si no hace lo (la)critican y si hace lo(la) critican.

Es mil veces mejor que haga y mucho aunque las y los critiquen

El gobierno municipal es el primer gobierno al que tiene contacto el ciudadano, sus decisiones se sienten desde el momento que pone un pie afuera en la banqueta es el gobierno de contacto al que le exiges tu banqueta, tu calle, agua, luz, drenaje. Es el que impacta de manera inmediata tu calidad de vida, y eso es una gran responsabilidad que se debe de tomar con la mayor de las dedicaciones para que el bien común, el desarrollo y crecimiento de la ciudadanía sea el mejor legado que puedan dejar al final de su mandato.

Share.

Leave A Reply