Pemex, negligente por derrame en Veracruz: Greenpeace

0

 

La organización ecologista Greenpeace México acusó a Petróleos Mexicanos (Pemex) de negligencia, al permitir que un derrame de petróleo crudo afectara al Río Coatzacoalcos (al sur de Veracruz) y a miles de especies marinas y algunas de aves.

La coordinadora de la campaña de energía y cambio climático de Greenpeace México, Beatriz Olivera, lamentó el nuevo derrame que afectó 10 kilómetros del cauce y aseguró que el desastre ambiental pone una vez más en evidencia que la paraestatal ha sido ineficiente para atender los desastres ambientales que dejan sus actividades.

A través de un comunicado, la ambientalista dijo que además el desastre ambiental en el Río Coatzacoalcos aumenta la incertidumbre sobre su capacidad para reaccionar ante accidentes en aguas someras o incluso en aguas profundas.

«Los desastres petroleros, como el de El Polvorín, dejan graves impactos ambientales que a su vez se transforman en problemas económicos y sociales para las comunidades afectadas que pierden sus fuentes de empleo, en este caso la pesca», explicó.

Los vientos y lluvia que dejó a su paso el miércoles pasado el frente frío número 23 provocaron que una mancha de petróleo crudo -la cual se había fugado de un ducto el pasado 31 de diciembre en pastizales de la zona sur de Veracruz- se extendiera al lecho del río Coatzacoalcos.

En cerca de 10 kilómetros de ese importante afluente del sur del estado, se detectó la presencia de hidrocarburo que afecta a miles de especies marinas y aves, entre ellas a pelícanos que quedaron llenos de crudo.

El pasado 31 de diciembre, debido a una toma clandestina en el oleoducto de 30 pulgadas Nuevo Teapa-Poza Rica, se registró una fuga de petróleo crudo en el municipio de Coatzacoalcos en la zona conocida como El Polvorín, donde hubo daños en dos hectáreas de árboles y cultivos.

Sin embargo, las lluvias y los fuertes vientos del frente frío número 23 ocasionaron que el hidrocarburo se esparciera y llegara a las aguas del Río Coatzacoalcos, donde hay contaminación de diversas especies y daños a las artes de pesca de pescadores de la zona.

Indicó que debido al derrame, cerca de mil pescadores han sido afectados, ya que las especies que capturan para su alimentación y comercio están apareciendo muertas a lo largo del río Coatzacoalcos, a donde ya llegó la fuga de hidrocarburos.

Lamentó que a pesar del gran número de derrames que se han registrado por parte de Pemex y en los que se ha demostrado la negligencia de la paraestatal, el gobierno federal continúa a la zaga de más petróleo.

«Aventurándose a proyectos cada vez más riesgosos como es el de aguas profundas en el Golfo de México. Apostarle a más petróleo significa apostarle a más destrucción ambiental», criticó.

En los últimos meses de 2011, ocurrieron al menos tres derrames graves de petróleo en Veracruz, dos de ellos contaminaron kilómetros del río Cazones y el último de ellos ocurrió el 7 de diciembre y alcanzó la zona urbana de Poza Rica.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: