Prensa mala

0

  • Salvador Muñoz

Observo el video de los gringos de Actopan. Policías que tenían segundos de haber salido del domicilio después de que materialmente fueran corridos, empiezan a escalar la barda para meterse nuevamente al patio de la casa.

Hay quienes pudieran argumentar Delito en Flagrancia, y ahí es donde mi ignorancia es inmensa…

De acuerdo a la información que proporciona el secretario de Seguridad Pública a un portal de noticias, los elementos de la Fuerza Civil hacen alto a una camioneta tripulada por siete individuos en actitud sospechosa, los cuales, además de ser omisos a la orden, más adelante descienden de la unidad y disparan (no precisa si es contra los uniformados). Insisto: de acuerdo con la información del titular de SSP, fueron sometidos los agresores y puestos a disposición de la PGR.

Si sólo atendiéramos lo expresado por el secretario de Seguridad Pública, habría que darle un reconocimiento a los integrantes de la patrulla FC-2703, quienes arriesgaron su vida pues a sabiendas de que iban armados cuatro de los que detuvieron, actuaron en el cumplimiento de la Ley, resultando herido el comandante Salvador de la Cruz Gabriel (aunque no especifica de qué modo o con qué).

Sin embargo, cuando uno ve el video que circula en las redes, no se ven armas y mucho menos la oportunidad y el tiempo de algún delito en progreso… al contrario… se ve a tres uniformados con arma larga en manos en el patio de una casa y un hombre que sale del domicilio, hasta cierto punto temerario, porque a empellones, ¡saca de su domicilio a los policías! Bueno, casi a todos… uno se queda en el patio.

Si se hablara de Ultrajes a la Autoridad, el insulto que se oye contra los policías es un “¡se pasan de verga!” que más que ofensa, es un reclamo a lo que supongo, es la invasión a su domicilio y más cuando uno o dos policías, suben por la barda para volver a entrar al patio de la casa, lo que genera gritos de “¡Lárguense de aquí! ¡Lárguense!”

Lo último que se escucha en el video que dura dos minutos aproximados, es un “Aquí vamos a estar a la hora que quieran, vatos”, mientras se retira la Fuerza Civil.

Y tan ahí estuvieron que llegó un operativo de la Fuerza Civil con varias unidades y por ende, con más policías, donde rompieron la puerta de acceso al domicilio, golpearon a sus residentes, agredieron a mujeres y con los ojos vendados subieron a siete varones a las patrullas a la vez que los instaban a declararse miembros de algún cártel. Éste párrafo es el resumen de lo declarado por uno de los detenidos.

Ante los hechos narrados, tanto del titular de la secretaría de Seguridad Pública así como por el video expuesto en redes sociales y lo declarado por la familia Rosado Zárate, es evidente que en esta historia, alguien miente. Por supuesto, para saberlo, no se necesita ser licenciado en Derecho, Ombudsman, agente del MP Federal… a lo mejor sólo se requiere ser “Prensa mala”…

smcainito@gmail.com

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: