Puerto de Veracruz, bastión económico que no debe pasarse por alto

0

Redacción.- Además de contar con una de las cuatro Administraciones Portuarias Integrales más grandes del país, el puerto de Veracruz es hoy uno de los puntos más importantes que se perfila para convertirse en clave para impulsar el crecimiento económico.

Y así lo demuestra la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) que a pesar de haber superado su capacidad de manejar 24 millones de toneladas al año, hoy da salida a poco más de 28 millones de toneladas.

Es esta situación la que ha impulsado a la actual APIVER a llevar a cabo el proyecto del Nuevo Puerto de Veracruz, aseguró en entrevista su actual director, Juan Ignacio Fernández Carvajal.

Por su ubicación estratégica desde tiempos remotos, Veracruz es actualmente líder en granel agrícola y movimiento de vehículos en México, además de contar con 54 rutas marítimas que interconectan al país con 150 puertos en todo el mundo en los cinco continentes.

Además, esta entidad colinda con 15 estados de la República Mexicana dando servicio a cerca de 702 millones de consumidores que representan el 60 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, agregó Fernández Carvajal.

A pesar de sus condiciones limitadas por el exceso de demanda, la APIVER maneja todo tipo de carga que va desde automotriz, general, fluidos, granel agrícola y mineral, e incluso carga sobredimensionada en especial, y para muestra, basta un botón.

Durante un recorrido reaizado por Notimex, resulta impresionante ver a miles y miles de vehículos ensamblados en los diferentes corredores industriales del país esperando su turno para subir a uno de los buques que los transportarán a Europa, África, Sudamérica, Estados Unidos y Canadá.

Y es que seis de cada 10 vehículos que salen del país se mueven por Veracruz, lo que ha llevar a México a convertirse en uno de los líderes en el sector, además de ser líder a nivel nacional en el movimiento de granel agrícola.

Resulta incluso impresionante ver que el puerto cuenta en su interior con edificios históricos que fueron construidos hace dos o tres siglos y que conviven con infraestructura moderna instalada desde hace 50 años en que se le dio la Concesión del Gobierno Federal para operar como recinto portuario integral.

A ello se suma su enlace estratégico con una red carretera que le permite conectarse con urbes como Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Ciudad de México, Puebla, Xalapa y Córdova.

Cuenta además con enlaces logísticos ferroviarios con Kansas City, lo que le ayuda a enlazar el comercio con puntos estratégicos de Estados Unidos, así como con Ferrosur y Ferromex, uniendo así a todo el territorio Nacional.

Es así que, al ingresar al Puerto, los diversos convoyes de trenes se alinean a un costado de los diversos transportadores navales para luego ser descargados de sus contenedores, los cuales son llevados de manera hábil y majestuosa a la cubierta de los buques.

Fernández Carvajal nos revela la gran diversidad de carga que maneja APIVER, la cual tan solo en 2017 incluyó un millón 117.3 mil Teu´s y poco más de un millón de Unidades de Carga diversas con mercancía contenerizada (40%), granel agrícola (27%), mineral (11%) y carga general, vehículos, fluidos e hidrocarburos.

Y todo ello, gracias al trabajo conjunto realizado con cesionarios, contenedores y empresas de carga general como ICAVE, CICE, Golmex, Ricsa, CIF, Cementos Apasco, Sepsa, Vopak México, y Pemex Refinación, solo por mencionar algunos.

Sin embargo, el puerto ha sido superado en demanda y hoy sus 18 posiciones de atraque y sus dos millones 145 mil 570 metros cuadrado de superficie de almacenaje apenas se dan abasto, “ello sin contar que a veces se generan cuellos de botella que ralentizan la entrada y salida de los cargueros, agrega Fernández Carvajal.

Si a ello agregamos que su dársena es de 500 metros y la profundidad de su entrada es de 16 metros, con el tiempo el ingreso de embarcaciones mayores será imposible y con ello se estaría desperdiciando el potencial logístico con que cuenta el puerto, advirtió.

Es por ello que a partir de junio próximo se inaugurará la primera fase del nuevo puerto que dará pauta para una nueva era en la que a Veracruz ingresarán buques de dimensiones nunca antes vistos, con 35 posiciones de atraque y una capacidad para manejar hasta 95 millones de toneladas al año.

En lo que respecta al actual puerto, el director de la APIVER aseguró que pasará por un proceso de modernización a fin de destinar su uso al manejo de mercancías y cargas especializadas, con lo que este histórico puerto continuará dando servicio por muchos años más.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: