Secuestran a una joven en Minatitlán

0

Redacción.- Lourdes Patricia Herrera Martínez, de 24 años, salió de su casa, en Minatitlán, anoche, junto con cuatro amigas hacia el bar “La Tecolota”.

Alrededor de las 21:00 horas, unos sujetos descendieron de un coche Versa, color blanco, con vidrios polarizados, inmediatamente se dirigieron -relatan las amigas- a Patricia Herrera a quien le dijeron “eres sobrina de El H”.

Con la cara de estupor, Herrera no supo qué decir y fue llevada con rumbo desconocido por los supuestos secuestradores.

Vía telefónica, Enrique Herrera Guillén, padre de la joven, aseguró, a Proceso, que durante esta madrugada supuestos integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) se comunicaron con él y le exigen un millón de pesos para devolver sana y salva a su hija.

“Sólo soy un abogado, no tengo solvencia económica, ni un casota, vivo en una de interés social; se equivocaron con nosotros, no tengo de donde pagar”, dijo.

Herrera Guillén negó cualquier parentesco con Hernán Martínez Zavaleta “El Comandante H” y dijo que si así fuera “andaríamos escondidos”.

Enrique Herrera señaló que ya acudió a la Fiscalía Regional a interponer una denuncia, sin embargo vio mucho “tortuguismo” en el actuar de los empleados que lo atendieron.

“Que como ya llamaron los secuestradores, no se pone denuncia y se remite a la Unidad Antisecuestro”, sostuvo .

”El negociador ya platicó conmigo y pues lo único que dicen que debo hacer es darles largas y no pelear con ellos”.

Herrera además ve sospechoso que con el incremento de secuestros en la zona sur del estado, se esté “atacando” a gente relacionada con el PRI, al visibilizar su militancia priísta.

Recordó que recientemente también “levantaron” a un familiar del líder petrolero de la sección 10, Jorge Wade.

“Culpo al gobierno de Miguel Ángel Yunes de cualquier cosa que pueda pasarle a mi hija; hay indicios que me dicen que pudo haber sido gente de ellos, quienes se la llevaron”, soltó.

Desde redes sociales, Herrera Guillén ya comenzó una campaña de presión a las autoridades veracruzanas con la leyenda “devuélvanme a mi hija”, una fotografía de la joven y a etiquetar a autoridades -entre ellas al gobernador- y a medios de comunicación.

Fuente: Proceso.

Share.

Leave A Reply