Selena Gomez hace magia en concierto

0

Como si se tratara de una hechicera, Selena Gomez hizo magia en el Palacio de los Deportes y encantó, literal, a los 16 mil 600 fans que acudieron al llamado de su música.

«Hola ciudad de México. Es muy bueno estar aquí», fue el saludo que dio la cantante a los asistentes, a quienes sorprendió al iniciar con «A year without rain», tema que interpretó en inglés y español.

La adolescente portaba vestido cuello halter, con un prominente escote y un short brillante que dejaba al descubierto sus piernas.

«Cómo están ciudad de México. Bienvenidos al ‘We on the night tour’. Es bueno estar aquí, gracias por tenerme a mí y a mi banda. quiero verlos ‘Round and round'», dijo mientras agitaba su brazo en círculo presentando su siguiente y hechizante tema.

Con «Love you like a song» los fans de la novia de Justin Bieber enloquecieron y no pararon de ovacionarla junto a The Scene, su grupo.

Selena desapareció del escenario antes de que terminara la música y volvió con un vestido distinto en tono fucsia, abierto por la pierna izquierda, con el que entregó «Spotlight», se apagaron las luces y una gigantesca estrella se movió hacia la derecha del escenario. Después interpretaría «Bang, bang, bang».

Acompañada por dos bailarinas, dio paso al tema «Sun goes down» y después «Intuition», con la que intreractuó con los chicos de su banda y provocó un mágico clímax.

Entre espejos y luces doradas apareció Selena sentada en un banco, a mitad del escenario, para cantar «We own the night», tema que da título a su tercer y más largo tour.

«La siguiente canción es muy importante para mí y mi mama, por eso se la dedicó», dijo antes de ejecutar una emotiva versión de «The house that built me».

«Esta canción es de mi artista favorita: Katy Perry», comentó antes de interpretar «The one that got away».

«México, ustedes han sido nuestro público más ruidoso. ¿Cómo están chicos?», preguntó mientras se dirigía a diferentes partes del escenario a saludar a sus fieles seguidores.

Selena dio los toques finales a su embrujo adolescente con «My Dilemma», «Who Says», con las que dijo adiós a su público.

«Gracias México…¡Los amo!», se despidió.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: