Tanya Carola y su guerra del pastel

0

• Luis Alfaro

Una vez más la diputada de MORENA, Tanya Carola Viveros, se mete con las personas equivocadas, pues resulta que por tratar de hacerse la chistosa, quedó mal parada frente a los reporteros que cubren la fuente de la Legislatura local.

La diputada, que tiene de diputada lo que AMLO de cuerdo, subió a la máxima tribuna del estado de Veracruz, para platicar que había llevado al pleno un pastel para el legislador panista Bingen Rementería, ya que se cumple un año de que la iniciativa de ley sobre el tan llevado y traído tema de la austeridad republicana, que la bancada morenista intentó que fuera aprobada por esta LXIV Legislatura, no pasó y Viveros Cházaro responsabiliza por esto al susodicho.

Al hacer uso de la palabra explicó, muy jocosa, el porqué del pastel , y tal vez esto no hubiera pasado a mayores, si la inexperta legisladora no hubiera asumido un aire displicente para indicar que el pastel se lo iban a tener que comer los reporteros, porque Rementería Molina no había asistido a la sesión.

Todos los comunicadores se sintieron ofendidos, debido al tono despectivo con el que se refirió a ellos. Al parecer olvidó que ya no estaba atacando a su odiado compañero y que los periodistas no tienen ninguna vela en ese entierro.

Esto, lo único que demuestra es la falta de capacidad política, además de intelectual, de esta diputada morenista, pues no es con actos inmaduros e infantiles como éste, con los que se consigue crear leyes que beneficien al pueblo.

Esta inexperta y desconocida “política” llegó a ocupar la diputación local gracias al voto de castigo que últimamente ejercen los ciudadanos, además claro está, del efecto AMLO, que es por el que la mayoría de los morenistas acceden a un cargo público.

Sus actos pretenciosos son una constante en su incipiente carrera política, pues habla mucho de austeridad y lo que menos hace es ejercerla, basta recordar el dineral que invirtió en publicitar su informe de labores, que pasó sin pena ni gloria para el Distrito XI Xalapa II, que ella representa.

Viveros Cházaro es el vivo ejemplo de lo que una legisladora no puede ser, y deja, una vez más, en claro la incapacidad de algunos morenistas para representar verdaderamente a los ciudadanos que los eligieron para tal cuestión. Tal parece que ella también entra en el club de sus compañeros que más que dedicarse a trabajar son pendencieros, como el diputado federal, Cuitláhuac García, “Cuicarás” para los cuates.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: