Veracruz y la legalización del aborto

0

• Luis Alfaro

El estado de Veracruz se encuentra en la antesala de una segunda alerta de género emitida por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) derivada, sobre todo, por la reforma al Código Penal que criminaliza el aborto.

De no cambiar estas leyes y políticas públicas, que fueron propuestas por el ex gobernador Javier Duarte y que discriminan y violan los derechos de las mujeres, Veracruz se convertirá, en septiembre, en el primer estado con dos alertas de género, una por violencia feminicida y otra por violencia sexual y reproductiva.

Y es que las veracruzanas continúan enfrentando una ley que pone en riesgo su salud y que contribuye a la alta tasa de muerte materna en el estado, que según los expertos es del “10.2% causada por abortos y del 27.1% ocasionada por causas obstétricas indirectas, es decir, de las 22 muertes que ocurren al año por estas condiciones, la gran mayoría pudieron ser evitadas de estar vigente la causal legal de riesgo para la salud y el acceso a servicios legales para la interrupción del embarazo.”

De esta manera el artículo 149 del Código Penal para despenalizar el aborto antes de la décima segunda semana de gestación, deberá ser modificado y también reformados los artículos 150 y 154 para determinar las excluyentes de responsabilidad penal en el delito de aborto, entre las que se incluyen causas involuntarias o violación.

La actual Legislatura del Estado, caracterizada por su polémico desempeño y la sumisión a los dictados de Palacio de Gobierno, está inmersa en un nuevo galimatías con esta iniciativa de reforma de ley presentada ante el pleno, por el grupo legislativo de MORENA, a través de la diputada por Xalapa rural, Tanya Carola Viveros, iniciativa que es a claras luces oportunista y con tintes político-electorales.

MORENA siempre se ha sido un partido oportunista, acomodaticio por llamarlo de algún modo, y ahora se ha subido al barco de este polémico tema que ha generado gran controversia entre las organizaciones civiles, encabezadas por Equifonía, Colectivo por la Ciudadanía, Autonomía y Libertad de las Mujeres y el Observatorio Nacional del Feminicidio, y la Iglesia Católica, la Evangélica y organizaciones pro católicas como Sí Vida Sí Familia, entre otras.

Aprovechándose de la revuelta, MORENA sólo busca capitalizar esta propuesta y traducirla en votos para las próximas elecciones de 2018. Porque en realidad no está descubriendo el hilo negro de nada, ni mucho menos proponiendo políticas públicas que vayan dirigidas a una prevención real de este problema de salud que aqueja a miles de mujeres.

Y es que no es en sí la propuesta de reforma lo que está mal, dado que el estado debe acatar las recomendaciones de la Comisión, de lo contrario Veracruz seguirá en el ojo del huracán en cuanto al tema de violencia de género se refiere.

Aquí lo lamentable son dos cuestiones, que los diputados, como Tanya Carola, sólo estén preocupados por jalar agua para su molino y tomar partido por una o por otra postura para abonar votos a sus respectivos partidos y que en realidad no exista un proyecto encaminado a favorecer la cultura de la prevención, la educación sexual y sobre todo, lo más importante, a proteger la vida de las mujeres, adolescentes y adultas, que tienen que enfrentar la decisión de interrumpir un embarazo, sobre todo cuando se trata de un embarazo por violación o cuando la vida de la mujer corre peligro.

Share.

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: